Activistas “tigres” de Greenpeace exigen que se detenga la destrucción de los bosques de Indonesia

Activistas de Greenpeace Bélgica ingresaron el martes pasado al predio donde se celebraban los Premios Internacionales a la Pulpa y el Papel en Bruselas y, luciendo sus caras pintadas como tigres, otorgaron el galardón “Motosierra de Oro” a la empresa Asia Pulp and Paper (APP), el departamento productor de pulpa y papel de Sinar Mas, como reconocimiento a sus 30 años de destrucción de los bosques.

Sosteniendo carteles y colgando banderas con la leyendas “Sin bosques no hay futuro” y “APP= Destructor de Bosques” se acercaron a Stuart Andrews, gerente de sustentabilidad de APP en Europa, y le reclamaron responsabilidad a la empresa que está poniendo en peligro los últimos tigres de Sumatra.

De acuerdo con un informe publicado en julio por Greenpeace, las actividades de quien es el cuarto mayor productor de pulpa y papel de Indonesia se están realizando sobre el hábitat natural de los tigres en el Parque Nacional Bukit Tigapuluh. Al igual que varios bosques naturales alrededor del parque, son muchas las áreas que están condenadas a desaparecer a partir de las plantaciones de la empresa.

A pesar de ello, APP insiste en que se encuentra encaminada hacia la sostenibilidad. Pero el fuerte contraste entre sus dichos y  sus actividades son razón suficiente para cuestionar la responsabilidad de la productora.

Las turberas son unas de las reservas de carbono más importantes del mundo y una defensa clave contra el cambio climático. Si se destruyeran, el resultado de emisiones de gases de efecto invernadero podría equivaler al total de las emisiones globales del planeta en un año.  Las industrias de la palma de aceite, de la pulpa y del papel son las principales responsables de que estas emisiones aumenten cada vez más.

Greenpeace reclama a AAP que se comprometa a establecer una moratoria sobre las futuras  destrucciones de los bosques naturales y las turberas de Indonesia y que tome en serio su papel en el camino hacia la responsabilidad con el medioambiente.

Mirá el video de la acción (en inglés):

 


Publicado por Laura Colombo

0 Comentarios

Tiempo Argentino: Ley de Bosques, una cuestión de fondo

A un día de que se retome el debate sobre el presupuesto 2011 en la Cámara de Diputados, el coordinador de la campaña de Biodiversidad de Greenpeace, Hernán Giardini, escribió una nota que fue publicada en el diario Tiempo Argentino. Bajo el título "Ley de Bosques: una cuestión de fondo", Giardini destaca la importancia de que el Congreso incorpore la partida correspondiente a los fondos establecidos por la Ley de Bosques, sancionada hace casi tres años, para que la norma se aplique de manera efectiva, favoreciendo los controles sobre desmontes ilegales, mejorando las prácticas forestales y las condiciones de vida de las poblaciones locales. Para leer la nota hacé click aquí o sobre la imagen.

 



Publicado por Laura Colombo

2 Comentarios

La Política Online: El presupuesto, nuevo obstáculo para la Ley de Bosques

La Directora de la Unidad Política de Greenpeace, María Eugenia Testa, escribió una nota que publicó hoy el diario La Política Online en la cual destaca la importancia de contar con los fondos necesarios para la aplicación eficiente de la Ley de Bosques. Frente a los desmontes ilegales y los incendios forestales, que aún se producen en varias provincias por falta de controles efectivos, Testa considera fundamental el Congreso Nacional incorpore, en el presupuesto del año 2011, la partida que le corresponde al “Fondo Nacional para el Enriquecimiento y la Conservación de los Bosques Nativos”, establecido por la Ley de Bosques. Para leer la nota completa hacé click aquí o sobre la imagen.

 


Publicado por Laura Colombo

1 Comentario

Activistas de Greenpeace en Indonesia pidieron al gobierno de EE.UU que aumente la financiación para luchar contra la deforestación

Activistas de Greenpeace Indonesia se manifestaron hoy en Yakarta, tras la conferencia de prensa que ofrecieron los presidentes Barack Obama y Susilo Bambang Yudhoyono, en donde declararon públicamente que EE.UU. sólo ofrecerá fondos limitados para proteger las selvas y turberas del país. Desplegando una bandera con la siguiente leyenda: “Obama: Reduce las Emisiones, No Los Bosques”, la organización desafió al gobierno de Estados Unidos a aumentar drásticamente el apoyo financiero que le otorga a Indonesia para combatir la deforestación, reducir sus emisiones de carbono y de esta forma aplacar el efecto invernadero de manera considerable.

El desafío surgió luego de que EE.UU e Indonesia firmaran un Acuerdo Integral, que establece que EE.UU donará $7 millones de dólares para la creación de un Centro de Cambio Climático e inicialmente destinará $ 10 millones de dólares para proyectos designados a proteger las turberas. El convenio también incluye $ 119 millones para la asociación SOLUSI (ciencia, océanos, uso del suelo y sociedad e innovación), que incluye varias iniciativas ambientales como una segunda Ley de para la Conservación de Bosques Tropicales, la Silvicultura y el Cambio Climático.

“Aunque le damos la bienvenida a la mayor cooperación que habrá entre los EE.UU. e Indonesia para encarar a la deforestación, estos fondos no son suficientes para enfrentar el impacto que produce la deforestación en Indonesia. Además, de aumentar el suministro de fondos, los EE.UU. deben asegurar que el dinero sea gastado sabiamente, dando prioridad a la protección de los bosques naturales, turberas y el bienestar de las comunidades que dependen de ellos “, dijo Rolf Skar, integrante de la campaña de Bosques de Greenpeace Estados Unidos.

“Por otra parte, además de trabajar a nivel internacional, los EE.UU. debe poner su propia casa en orden y reducir sus propias emisiones de carbono“, continuó Skar.

En las próximas negociaciones de la Conferencia sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas (que se realizará a fines de mes en Cancún), Indonesia tiene previsto anunciar los detalles del acuerdo que está negociando con Noruega. El país nórdico prometió pagarle a Indonesia $ 1 billón de dólares que se usarán como fondos para la protección de los bosques y turberas. Resulta central para este convenio que se logre un acuerdo sobre el cumplimiento de una moratoria de dos años sobre las nuevas concesiones para explotar comercialmente bosques y turberas, que por el momento tienen una fecha de explotación a partir del 01/01/2011.

“Para ser eficaz, la moratoria de dos años debe incluir los millones de hectáreas de bosques que ya están planificados para ser explotados comercialmente por la industrial del aceite de palma y las empresas de papel. Además, también la plena protección debe regir para las turberas porque son una fuente ricas en carbono”, dijo Bustar Maitar, integrante de la campaña de Bosques de Greenpeace del Sudeste de Asia. “Como resultado, las empresas tendrían que aumentar significativamente su productividad. Por otra parte solo se emplearían las tierras que ya han sido deforestadas. Ésto sería bueno para la economía de Indonesia, su gente y el medio ambiente.”

Millones de hectáreas de selvas tropicales y turberas de Indonesia ricas en carbono ya fueron destruidas desde que el presidente Obama vivió en Indonesia cuando era niño. Esto fue así por la expansión industrial del aceite de palma y las empresas de papel. Y trajo consecuencias gravísimas al planeta: actualmente Indonesia es el tercer emisor de gases invernaderos, luego de EE.UU y China.


Publicado por Sol Silber

0 Comentarios

Nuevo informe de Greenpeace: ¿A dónde fue la plata para proteger los bosques?

Ayer Greenpeace Argentina publicó un nuevo informe que muestra cómo fueron reasignados parte de los fondos que, de acuerdo a lo establecido por la Ley de Bosques, estaban destinados a la protección de los bosques nativos. Dicho informe fue destacado en el diario Clarín, que publicó inmediatamente una nota llamada “Denuncian que la plata para los bosques va al Fútbol para Todos“. Pasen y lean, aquí o haciendo click sobre la imagen.


Publicado por Laura Colombo

3 Comentarios

Llamá a Aníbal Fernández y pedile que proteja los bosques

A pesar de los importantes avances en materia ambiental que significó la sanción y aplicación de la Ley de Bosques, los bosques siguen en peligro.

Llamá ahora al jefe del Gabinete Aníbal Fernández al (011) 4114-9595 o al (011) 4331–1951 al 59 y al (011) 4344–3600 y pedile respetuosamente que:

incorpore los fondos de la Ley de Bosques en el Presupuesto 2011 para frenar los desmontes y protegerlos

Si no te atienden personalmente dejá tu mensaje a quien reciba tu llamado. Después contanos cuál fue la respuesta que dieron dejando un comentario al final de este post.

Hoy en día, a pesar de la sanción de la ley, en algunas provincias, continúan los desmontes ilegales y los incendios forestales por la falta de controles efectivos.

Esto sucede porque nunca se otorgó el total de los fondos para protegerlos. El jefe de Gabinete es quién puede habilitar el dinero para controlar los desmontes ilegales para que los bosques dejen de correr peligro, pero aún no lo ha hecho

Necesitamos una fuerte presión pública para que se complete la partida correspondiente a los fondos de la Ley de Bosques en el Presupuesto 2011. Tu participación es muy importante



Publicado por Laura Colombo

148 Comentarios

Greenpeace pide a Noruega e Indonesia lograr un acuerdo que pongan fin a la deforestación

Greenpeace, junto a una coalición de ONG’s ambientalistas, representantes de derechos humanos y comunidades indígenas, pidió a los Gobiernos de Indonesia y Noruega que pongan en marcha de inmediato una moratoria sobre las nuevas talas en bosques naturales dentro de concesiones forestales existentes y futuras. El reclamo demanda una mejora del acuerdo firmado por ambos países el pasado mayo de 2010.

En dicho acuerdo, el presidente de Indonesia anunció una moratoria de dos años para las nuevas concesiones forestales que implicaría la conversión de bosques naturales y turberas. Asimismo, el gobierno noruego prometió donar mil millones de dólares al país asiático que serían destinados a la “Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de los Bosques”.

“El Presidente Yudhoyono y el primer ministro Stoltenberg se comprometieron a proteger las selvas de Indonesia de la deforestación. Sus negociadores deben evitar vaciar de contenido el acuerdo y asegurar también la protección de las turberas, la biodiversidad y las comunidades indígenas”, declaró Kumi Naidoo, Director Ejecutivo de Greenpeace Internacional.

“La clave estará en los detalles. Este podría ser el mejor acuerdo mundial para mitigar el cambio climático y un ejemplo de proyecto de adaptación bajo el Protocolo de Kioto, o podría ser un gran engaño en el mercado de carbono”, añadió Naidoo. “Independientemente de la moratoria, en Indonesia se destruyen extensiones inmensas de selva tropical y de turberas ricas en carbono. Para que el acuerdo sea efectivo, se tienen que revocar las concesiones existentes de tala en esas áreas”.

La deforestación es la responsable de aproximadamente la quinta parte de las emisiones de gases del efecto invernadero. Acabar con ella es un eje central para atacar el cambio climático. Los bosques son imprescindibles para absorber las emisiones de carbono y ayudar a mantener un clima estable. Indonesia es el tercer país emisor de gases de efecto invernadero y, en este momento, las empresas papeleras y de producción de aceite de palma están devastando sus selvas tropicales. Además, la tala de bosques naturales viola los derechos de poblaciones indígenas y destruye el hábitat de especies de la vida salvaje, poniéndolas en riesgo de extinción.

Por todas estas razones, una mejora en el acuerdo entre Noruega e Indonesia será fundamental para el futuro de la lucha contra la deforestación y su efecto sobre el clima.


Publicado por Sol Silber

1 Comentario

Animación sobre la Ley de Bosques de Córdoba


Publicado por Hernan Giardini

3 Comentarios

Visión 7: Greenpeace condena el proyecto Represa del Ayuí Grande en Corrientes

Nuestro Coordinador de la Campaña de Bosques, Hernán Giardini, participó de una nota realizada por el noticiero Visión 7, en Canal 7, en la que habló sobre la postura de Greenpeace frente a la construcción de la Represa del Ayuí Grande en Corrientes autorizada por una ley provincial que pasa ilegalmente por encima de una ley nacional como es la Ley de Protección Nacional de los Bosques Nativos. Por ello, para la organización se trata de un proyecto que resulta “ambiental” y “jurídicamente inaceptable”, alertado que inundará 8 mil hectáreas de la provincia para un negocio personal. Aquí compartimos el video.


Publicado por Laura Colombo

3 Comentarios

¿Qué pasó después de que dejaras un comentario en el perfil de Facebook o llamaras a Nestlé?

En las redes sociales estamos aprendiendo sobre la marcha. Gracias por los comentarios”.

Este fue el comentario que Nestlé dejaba el 19 de marzo en su página de fans en Facebook, tras tres días de asedio de miles de cibernautas. El comentario no duró mucho tiempo en la página, pero mostró las carencias de comunicación de la empresa, y dejó en evidencia a sus responsables tras el lanzamiento de la campaña de KitKat de Greenpeace.

La gestión de Nestlé ante esta campaña dio lugar a que una multitud de blogs se refirieran a la actuación de Nestlé como un ejemplo de lo que no hay que hacer para resolver una crisis en las redes sociales. Palabras como “desastre”, “kitkatastrophe”, “pesadilla” o “crisis” se repetían en cada artículo.

Pero, ¿qué significaron todos esos comentarios en Facebook para la protección de las selvas tropicales de Indonesia?

Los comentarios fueron el comienzo de una cadena de éxitos en la campaña. Los consumidores de Nestlé tuvieron una reacción fuerte y pidieron explicaciones acerca del origen de los productos que consumían. La presión provocó que la compañía se viera obligada a actuar. Se comprometieron a investigar sus cadenas de suministro y cancelar los contratos con las empresas cuyos productos (aceite de palma y pasta de papel) provenían de las selvas tropicales y turberas destruidas en Indonesia.

Aquí es donde el Grupo empresarial Sinar Mas entra en escena. Un conglomerado de empresas que destruyen áreas inmensas de selva tropical para la producción de aceite de palma y pasta y papel, y que era un proveedor directo e indirecto de Nestlé.

Estas regiones no sólo incluyen el hábitat del orangután y del tigre de Sumatra, ambas especies en peligro de extinción, sino también las turberas que son enormes depósitos de carbono natural. Puesto que ingentes cantidades de carbono se han acumulado en estas turberas a lo largo del tiempo, cuando son destruidas se libera a la atmósfera una gran cantidad de dióxido de carbono. Esto –unido a la alta tasa de deforestación– hace de  Indonesia el tercer país emisor de gases de efecto invernadero del planeta, precedido sólo por Estados Unidos y China.

Finalmente, Nestlé se comprometió a cancelar los contratos con el Grupo Sinar Mas.

Cuando aún no pasó mucho tiempo desde este éxito para el medio ambiente, Greenpeace publicó un nuevo informe focalizado en Asia Pulp and Paper, una filial del Grupo Sinar Mas que está convirtiendo los bosques tropicales en papel. Empresas como Auchan o Burger King compran productos papeleros procedentes de APP.

La respuesta al informe no se hizo esperar –a los pocos días, algunas de las compañía citadas anunciaban la cancelación de contratos con Sinar Mas y al mismo tiempo la entidad financiera HSBC hacía público que había vendido sus acciones del Grupo Sinar Mas. El anuncio se produjo después de que voluntarios de Greenpeace de Reino Unido usaran técnicas de contrapublicidad contra HSBC, del tipo: “Cómo un banco invierte en la destrucción de la selva tropical y más de 10.000 personas se quejan directamente al banco por correo electrónico”.

¿Qué significa todo esto para la deforestación y la destrucción de las turberas en Indonesia? Significa un mayor control del Grupo Sinar Mas, más atención a la difícil situación de las selvas tropicales y turberas de Indonesia, y el aumento de la presión sobre el presidente de Indonesia, para que esté a la altura de sus compromisos de detener la deforestación, proteger las turberas para reducir las enormes emisiones de gases de efecto invernadero del país.

El Grupo Sinar Mas no es conocido fuera de Indonesia. No es una marca reconocida internacionalmente. No tiene una página activa en Facebook. No mantiene una política de transparencia, ni de publicar sus actividades y menos de mantener sus “compromisos” medioambientales, pero esta semana ha hecho pública una auditoría de un número limitado de sus muchas concesiones en Indonesia.

Esta auditoría es el resultado de nuestra campaña, y como esperábamos, el Grupo Sinar Mas no tiene nada nuevo que decir, es más, confirma todas las investigaciones y datos que fuimos revelando. Siguen con sus promesas vacías de proteger el medio ambiente. Para creer este tipo de declaraciones deberían dejar de intentar lavar su imagen y empezar a aplicar políticas para detener la destrucción de las selvas tropicales y turberas de Indonesia. Hasta entonces este grupo empresarial seguirá siendo el gran destructor de las selvas tropicales de Indonesia y Greenpeace seguirá investigando y exponiendo sus malas prácticas e instará a otras compañías a cancelar los contratos, como ya han hecho Nestlé, Unilever o Kraft.


Publicado por Laura Colombo

5 Comentarios

Diseño y Desarrollo: Citricox
Gestionado con WordPress

Ingresá tu email para recibir las novedades del blog: