Greenpeace habla en la ONU por la creación de una herramienta global para proteger los océanos

El coordinador de la Campaña Océanos para Greenpeace Latinoamérica, Milko Schvartzman, escribe desde la sede de Naciones Unidas en Nueva York, donde se debate la creación de una herramienta global para la protección y conservación de las aguas internacionales del planeta. Así nos cuenta la importancia de estas discusiones para asegurar la vida en nuestro planeta y compartimos el discurso que brindó para el auditortio de la ONU:

Los océanos son tratados como el basurero de la humanidad, sin embargo nos proveen de alimento y sustento, regulan el clima global y son uno de los paisajes mas bellos del equivocadamente! llamado planeta ‘Tierra’.

Las flotas pesqueras mas destructivas, la contaminación petrolera, los plásticos de todas las regiones y el cambio climático son algunas de las amenazas que están afectando la salud de los mares.

Sin embargo pocas medidas se han tomado para recuperar y asegurar la salud del organismo que alberga la mayor biodiversidad del planeta y generar mas de la mitad del aire que respiramos.

El 64% de los océanos pertenecen a lo que llamamos ‘aguas internacionales’ o ‘alta mar’, regiones que están fuera de la jurisdicción de los Estados, y en las que prácticamente reina la ‘ley del oeste’ en todo lo relativo a la protección ambiental.

Desde hace años, en Greenpeace y junto a otras organizaciones, trabajamos para que se inicie la elaboración de un nuevo tratado internacional que contemple la conservación y uso sustentable en aguas internacionales, una región que ocupa nada mas y nada menos que la mitad de la superficie del Planeta.

Debates en la ONU

Durante esta semana se llevaron a cabo las reuniones del "Grupo de Trabajo sobre la Biodiversidad Más Allá de la Jurisdicción Nacional”, de la ONU, el cual esta formado por los estados miembro del organismo internacional, en donde se discute si se creará o no un nuevo instrumento legal o ‘Acuerdo Global’ para proteger los océanos en las aguas internacionales.

Junto a mis colegas de Greenpeace de Filipinas, Grecia, India, y Holanda, estuvimos cerca de nuestros representantes asegurando que cumplan su papel de defender la salud del planeta y todos los seres que en él viven.

La gran mayoría de los estados tienen una firme postura de la necesidad de un Acuerdo, todos los latinoamericanos, africanos, casi todos los europeos y asiáticos, hasta Oceanía. Solo algunos pocos continúan intentando impedir la protección de los mares: Estados Unidos, Japón, Islandia, Rusia, y Corea del Sur.

Los latinoamericanos han sido de los mas activos y es de destacar las intervenciones de países como: México, Costa Rica, Guatemala, Brasil, República Dominicana, Cuba, y Ecuador.

Argentina es del grupo conservacionista, pero su posición se ve un poco borrosa, cuando se alinea con los países en contra de la protección de los océanos, abriendo la posibilidad de estirar las negociaciones.

En Enero próximo se espera que se tome la decisión de crear un Acuerdo Global para proteger los océanos. Allí estaremos para asegurar que así sea.

 


Aquí abajo, mi intervención durante la reunión por los océanos:

Gracias Co-Presidente,

Hablaré en nombre de Greenpeace,

Después de escuchar las conversaciones de hoy, y en relación con la necesidad de acciones urgentes globales para proteger los océanos.

Muchos de nosotros hemos tenido que volar desde lejanos lugares para estar aquí, pero ese esfuerzo significa una responsabilidad, debemos responder en nuestro regreso, sobre cuales han sido los avances y los desafíos que encaramos en esta reunión, no solo como ONGs, científicos, o representantes gubernamentales, sino como parte de toda la comunidad humana.

Nuestros gobiernos se han comprometido al establecimiento de una red de areas marinas protegidas y bajo la Convención sobre Diversidad Biológica se ha asumido que un 10 % de los océanos debe ser declarado como Areas Marinas Protegidas para el año 2020. Actualmente, menos del 1% de las aguas internacionales están protegidas, no es necesaria una mayor muestra de que el status quo no funciona.

En casi todas las regiones costeras del mundo, desde donde venimos, desde las costas de la Patagonia, a lo largo de la costa de Brasil, desde el Atlántico Oriental, hasta el Océano Indico y a lo largo de todo el Pacífico, existen cientos de ejemplos de cómo la creación de areas marinas protegidas es una de las herramientas mas efectivas para revertir los efectos nocivos en la salud de los océanos y la biodiversidad marina y de la implementación de principios modernos como el enfoque ecosistémico y el principio precautorio.

También son una herramienta clave para lograr una mayor resilencia de los océanos contra la acidificación y otros impactos del cambio climático. No podemos continuar vaciando los mares con el único objetivo de beneficios cortoplacistas, los océanos son uno de los sistemas que aseguran la vida en nuestro planeta. Respetar y proteger la vida marina, es respetar y proteger a la humanidad.

No podemos perder mas tiempo y recursos, los cuales no son abundantes en muchas de las regiones de donde provenimos, necesitamos dar pasos firmes para lograr una decisión histórica de iniciar las negociaciones para un acuerdo sobre la biodiversidad marina, antes de septiembre de 2015.

Debemos entender que los océanos son un legado para toda la humanidad, y que los benefices derivados, no debe solamente ser sostenible, sino que debe set justo y socialmente responsable.

Las ONGs, solemos ser llamados ‘representantes de la sociedad civil’, pero ¿qué significa eso realmente?
Ello significa que cuando regresemos a casa, tendremos que explicar a nuestra familia, amigos, colegas, periodistas, educadores, colaboradores, y todo el público, qué es lo que se ha logrado en estos cuatro días de reunión en Nueva York.

Esperamos que cuando regresemos, podamos decir a todos ellos, que nuestros representantes, de cada uno de los estados, están haciendo un gran esfuerzo para proteger nuestros océanos, y asegurar que habrá una oportunidad para ellos de sobrevivir a los graves impactos que les estamos causando, de una manera solidaria, holística y basada en la ciencia, lo que significa que todas las formas de vida deben ser contempladas, y todas las actividades que las afectan.

Esperamos que todos los países sean campeones de la Copa del Mundo de los Océanos.

Gracias.

Los océanos nos necesitan. Pedile a los líderes de la ONU que apoyen la creación de reservas y santuarios marinos en las áreas desprotegidas en el mar.  Hacé click aquí

 



Publicado por Laura Colombo

2 Comentarios

La emotiva carta que homenajea a uno de los fundadores de Greenpeace, tras la prohibición de la caza de ballenas para Japón

Luego de que la Corte Internacional de la Haya ordenara a Japón terminar con la caza de ballenas, el Director de Movilización Pública de Greenpeace Internacional, Brian Fitzgerald, le escribió una carta a David McTaggart, uno de los miembros fundadores de la organización, fallecido en 2001. Estas líneas expresan la alegría y emoción de un logro que esperamos durante casi 40 años, pero también son un homenaje a alguien que luchó por las ballenas hasta el final de sus días. Las compartimos con ustedes:

Julio de 1982: Sidney Holt, David McTaggart y Iain MacPhail celebran la moratoria para la caza comercial de ballenas dictada por la Comisión Ballenera Internacional

Hace casi media hora escuché que Japón canceló durante este año sus expediciones con destino al Océano Antártico para asesinar ballenas, un anuncio que seguramente te hubiese hecho tocar las estrellas de felicidad.

La primera imagen que se me vino a la cabeza fue esta fotografía de julio de 1982. Estabas celebrando la victoria de la dura batalla ante la Comisión Ballenera Internacional, cuando declararon una suspensión sobre la caza comercial de ballenas –la culminación de años de trabajo tuyo, de Greenpeace y docenas de otros grupos e individuos. En ese momento, pensaste que lo habías logrado, que habías ganado y que el programa de Japón sobre la caza de ballenas había llegado a su fin.

No fue así, por supuesto, Japón simplemente enmascararía su programa como "científico". Greenpeace y vos seguirían la batalla – vos hasta el fin de tus días, Greenpeace por años después de tu partida, junto con todo un movimiento surgido a partir de esos primeros viajes envueltos en niebla para salvar a las ballenas.

El anuncio de hoy implica que las ballenas en el Océano Antártico no serán cazadas por primera vez después de 110 años. No tenemos la certeza sobre que Japón haya renunciado definitivamente a esta práctica. Ellos informaron que ¨apelarán¨ ante la Corte Internacional de Justicia que declaró a su actual programa, en realidaduna falsedad, que no ha aportado nada a la ciencia y ha asesinado más ballenas de las que la ciencia necesita. La Agencia de Pesca de Japón podría, como lo hicieron en 1982, ingeniárselas nuevamente como para disparar un arpón, pero no podrán hacerlo este año.Los arpones permanecerán enfundados y el buque factoría Nisshin Maru permanecerá anclado, y cientos… miles…. Millones de personas que han trabajado para este día celebrarán.

Si estuvieras entre nosotros, puedo imaginar la cantidad de ron con Coca y botellas de champagne que hubiesen desfilado esta noche. Pero ahora sé que en realidad estarías en el teléfono, escribiendo cartas, y cantando victoria ante la prensa y agradeciendo. Estarías agradeciéndole a Paul Spong por convencer a Greenpeace para que lanzara la campaña Salven las Ballenas en 1973, a Bob Hunter por tener la maravillosa idea de maniobrar pequeños botes entre las ballenas y los balleneros, y de esa manera instaurar el tema globalmente como una ¨bomba de conciencia¨ en los televisores alrededor del mundo. Agradecerías a Paul Watson por el audaz coraje demostrado junto a Greenpeace y Sea Shepherd para terminar con la caza (sí, has tenido que morderte, pero lo hiciste), y mientras tus dientes rechinaban agradeciste a Pete Wilkinson y Alan Thornton que fueron grandiosos generales en la batalla a favor de las ballenas aun cuando podías sentir la resistencia que ponían a tu comandancia. Agradecerías a Rex Weyler y Fred Easton cuyos lentes atraparon las primeras figuras de las ballenas sumergiéndose en el océano y la actitud heroica de aquellos que las detectaban para que se dispersaran. Recordarías como junto a Bryan Adams repartieron volantes en un teatro lleno en Japón en ocasión de un concierto que él daba allí, donde exhortaban a la juventud japonesa para que se opusieran a los balleneros.

También le hubieses agradecido a músicos, desde Leonard Bernstein hasta Paul McCartney, Peter Gabriel, los Waterboys, Midnight Oil, U2 y Steve van Zandt. Hubieses apreciado el apoyo hacia esta causa emergido de la sociedad, desde personas en las calles hasta la realeza como el Príncipe Carlos y el Príncipe Saddrudin Aga Khan, aventureros como Jacques Cousteau y Sir Peter Scott. Le hubieses dado las gracias a Kieran Mulvaney y Sara Holden y Dave Walsh y John Bowler y Karli Thomas y Frank Kamp e Irene Berg y Grace O’Sullivan y Andrew Davies y Black Bob y Pete Bouquet, así como a todos los que alguna vez estuvieron a bordo del barco de Greenpeace navegando las frías aguas del Antártico para jugar al gato y al ratón con los barcos de caza, a cada persona que alguna vez firmó una petición o envió una postal o donó para las causas de IFAW o WWF o Greenpeace o para cualquiera de las ONG que trabajaron desde las trincheras para Salvar a las Ballenas.Le hubieses pedido a la gente que levante su copa por Sidney Holt y Campbell Powden y Michael Nielsen y Leslie Busby y Remi Parmentier y John Frizer, que dedicaron gran parte de su vida a esta causa y pasaron horas interminables en salas de reuniones contando votos y alineando apoyo político ante las movidas parlamentarias con la intención de contrarrestar los sobornos y artimañas deshonestas que la Agencia de Pesca de Japón interponía para comprar los votos que no podía ganar. Te hubieses sacado el sombrero ante Steve Sawyer, Kelly Rigg, Patti Forkan, Cassandra Phillips, Domitilla Senni, Michi Matias, Anne Dingwall, Elaine Lawrence, Cornelia Durrant, Lyall Watson, a los científicos que clasificaron la población de ballenas, a los políticos que ganaron la discusión y realizaron fuertes declaraciones, a los cineastas que realizaron filmaciones y a los escritores que escribieron libros y a los artistas que dieron su arte. Hubieses cubierto bien tus espaldas de todos los nombres que olvidaste mencionar por el simple hecho que hubieses necesitado una enciclopedia para llenar los nombres de todos los que hicieron su parte, por cada uno que caminó por las ballenas, se ató por las ballenas, fue a prisión por las ballenas, cocinó por las ballenas, hizo karaoke por las ballenas, nadó por ellas.

Le otorgarías un lugar de privilegio a la dedicación y sacrificio de Junichi Sato y Toru Suzuki de Greenpeace Japón que padecieron arresto, incomunicación y ridículo en su propio país por dejar al descubierto el robo de carne de ballenas que llenaban los bolsillos de los funcionarios corruptos, todo eso para ser acusados de ladrones cuando presentaban una evidencia. También le hubieses dado las gracias al gobierno de Australia o a Mark Rudd por haber tenido las agallas de presentarse ante los Tribunales en contra de Japón, y la inteligencia legal para ganar la dura apuesta.

Por último, le pedirías a todos ellos que hagan exactamente lo que muestra esa foto de 1982: Celebrar.

Celebrar la victoria a favor de un planeta amenazado, y la esperanza que sugiere que si podemos salvar a las ballenas, podemos salvar al mundo. Celebrar el poder de los movimientos a nivel mundial, y la paciencia que debemos tener para ver el arco de la historia inclinarse hacia la justicia. Celebrar el activismo, la desobediencia, la denuncia y la participación. Celebrar el coraje y la creatividad, la poesía y la canción.

Ésta sería aproximadamente la carta que hubieses escrito, o me hubieses dictado para que te escribiera. Descansa en paz, David, y digamos que vos la escribiste. Ahora, vayamos por un trago, sabiendo que hay un montón de personas levantando la copa hacia vos y hacia la obstinada dedicación con la que has trabajado para este día.

Salud, Viejo cascarrabias. Ganamos.

Con admiración,

Brian.

Publicado por Cecilia Alemano

1 Comentario

Encuentro por las ballenas en Montevideo: una campaña exitosa y una materia pendiente para el gobierno uruguayo

El especialista en la Campaña Océanos de Greenpeace, Milko Schvartzman escribió unas palabras en el marco de la finalización del encuentro del Grupo Buenos Aires (GBA) en Montevideo, Uruguay, que reúne a los países latinoamericanos conservacionistas miembros de la Comisión Ballenera.
Allí, 71 organizaciones de la sociedad civil de América Latina y el Caribefirmaron un petitorio donde expresan sus demandas frente a los desafíos que enfrenta la conservación de los cetáceos:

“Hace algo más de 12 años, en 2001, quien fuera presidente de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) en el momento en que se aprobaba el mayor hito en la conservación de los grandes cetáceos: la Moratoria Global a la Caza Comercial, el Emb. Eduardo Iglesias, junto a un representante del Instituto de Conservación de Ballenas, y quién escribe estas líneas, viajamos a Montevideo para iniciar la campaña para que la República Oriental del Uruguay retornara a la CBI.

Años más tarde, viajamos junto a Natalia Oreiro para continuar la campaña y lograr mayor perfil público, tal es así que el representante de la ONG local, en aquel momento, recibió una llamada ¡directamente de la Presidencia de la República!

Finalmente el esfuerzo de muchas organizaciones y personas, dio sus frutos, y Uruguay volvió a defender a las ballenas con su voto y participación en la CBI.

Hoy, en Montevideo, acaba de finalizar la reunión del Bloque de Gobiernos Latinoamericanos ante la CBI, los resultados son interesantes, y algunas de las demandas de las 71 organizaciones ambientales de la región serán parte de las acciones a encarar por los Gobiernos que nos representan.

Ésta fue la décima reunión del “GBA” o Grupo de Buenos Aires, como se denomina al bloque. En Greenpeace hemos sido invitados y participamos en todas las reuniones desde su creación en 2004/2005, con excepción de esta última en Montevideo.

Por primera vez, no se ha invitado a Greenpeace, pero no es un hecho por el que nos sintamos especialmente afectados, ya que la invitación tampoco llegó a docenas de organizaciones ambientales de toda Latinoamérica, muchas que hace años que trabajan en conservación de ballenas y son reconocidas internacionalmente, muchas de países cercanos como Chile, o Argentina, ni de países mas lejanos. Más sorprendente aun es el hecho de que no hayan participado organizaciones ambientalistas del país anfitrión, más que una sola.

Esto puede apreciarse en la lista de organizaciones signatarias de la ‘Petición de las ONGs’, en donde diversas organizaciones de cada país participan, pero del país local, sólo una. A pesar de no haber sido invitados, ante nuestra solicitud de participar, se nos permitió la asistencia.

Es la primera vez que en una reunión del GBA, prácticamente no existe la participación de organizaciones locales. La pluralidad y la participación ciudadana son una materia a resolver para la Cancillería del Uruguay.

Esperamos que la próxima vez, los Gobiernos de la región tengan en cuenta que una o dos personas de una o dos organizaciones “amigas” no son representativas de la diversidad de la “sociedad civil” latinoamericana. Este aspecto es importante cuando la conservación es una prioridad”.

Publicado por Cecilia Alemano

1 Comentario

Activistas de Greenpeace bloquean un barco que transportaba carne de ballena en Hamburgo

Activistas de Greenpeace interceptaron un barco de 336 metros que intentaba atracar en el puerto alemán de Hamburgo para transferir seis contenedores con carne de ballena. Los activistas escoltaron al barco, y denunciaron el caso ante el Gobierno alemán, conocido por mantener una posición a favor de la protección de ballenas. Milko Schvartzman, de la Campaña de Océanos, te explica por qué fue importante este bloqueo:

Estos eventos tuvieron lugar la semana pasada. El pasado miércoles, activistas de Greenpeace abordaron otro barco que intentaba llevarse la carga. La protesta logró su objetivo, y la carga no partió a su destino: Japón.

Los contenedores pertenecen a la única empresa cazadora de ballenas que existe en Islandia, que este año ya ha matado entre 20 y 35 ballenas de aleta (Balaenoptera physalus), mas alla de la prohibición global de cacería.

El plan de los balleneros era exportar carne de ballenas de Islandia a Japón, aunque su comercio esté prohibido por la Convención Internacional sobre Tráfico de Especies Amenazadas de Fauna y Flora (CITES), de la cual Alemania es signatario junto a otros 180 países, y sólo Islandia, Japón y Noruega se oponen.

Luego de la denuncia de Greenpeace, la transportadora global de contenedores “Evergreen”, involucrada en el caso, se comprometió en un escrito divulgado públicamente a no transportar de aquí en más carne de ballena. Pero eso no es todo, la única empresa de transporte que hasta hoy se había encargado de sacar la carne de Islandia, “Samskip“, también hizo lo propio, y declaró que no volvería a involucrarse en el transporte de carne de ballena, y que llevará la carga nuevamente a Islandia.

Los gobiernos de Alemania y de Holanda han decidido cerrar sus puertos al tráfico de carne de ballenas y dos empresas de tranporte global han decidido no continuar traficando este producto. Cada vez más puertas se cierran al único país que aún no toma la decisión de terminar con este escándalo.

Publicado por Cecilia Alemano

1 Comentario

Frenemos la caza de ballenas en Corea antes de que empiece

En la última reunión anual de la Comisión Ballenera Internacional Corea anunció que comenzaría una cacería de ballenas con fines científicos. Aunque expertos de otros países les advirtieron que no hace falta matar a los cetáceos para estudiarlos, los investigadores coreanos aseguraron que sólo pueden trabajar abriendo a los mamíferos. Compartimos con ustedes el post escrito por un miembro de la Campaña de Océanos de Greenpeace en Seúl.

Por Jeonghee Han, miembro de la campaña de océanos de Greenpeace Asia del Este en Seúl.

El verano pasado, Corea sacudió a la comunidad internacional al anunciar que iba a comenzar la “caza científica” de ballenas. Sorprendido por la controversia, nuestro gobierno dio un paso al costado e informó a los medios que consultaría con los actores involucrados como la comunidad pesquera, ONGs y los gobiernos pertinentes para tomarla decisión acerca de presentar o no la propuesta.

Cuatro meses más tarde, en un frío día de noviembre, me encontré yendo al complejo gubernamental en Gwacheon, a minutos de Seúl, para sumarme a otros grupos ambientalistas coreanos consultados. Había muchos departamentos del gobierno; pesca, Ministerio de Asuntos Internaciones y Comercio, Ministerio de Medioambiente, Ministerio de Tierra, transporte y asuntos marítimos, Ministerio de Legislación. Pero la clave era el Instituto de Investigación de Cetáceos, un cuerpo creado a partir del Instituto de Investigación de Cetáceos Japonés, que busca instalar la caza comercial de ballenas en Corea del Sur.

En Corea, cientos de ballenas son cazadas cada día y su carne se vende en la costa este, especialmente en la zona de Ulsan donde el Instituto tiene sus oficinas centrales en un ex puerto ballenero. El censo de ballenas está incompleto pero las informaciones que existen sugieren que la población de ballenas Minke, clasificadas como especie protegida, está declinando entre un 5 y un 7 por ciento cada año.

Expliqué cómo los científicos en todo el mundo estudian a las ballenas sin matarlas y les di detalles sobre varios programas de investigación de ballenas. El hombre del Instituto no contestó mi repetida pregunta sobre por qué querrían matar a una especie protegida. Dijo que ya hacían muchas investigaciones no letales pero que la mejor manera de saber lo que las ballenas comían era abriéndolas.

Claramente, Corea no ha abandonado la idea de la “caza científica” de ballenas, de lo contrario no tendría que haber asistido a esta reunión. Pero aún quedan esperanzas. El hombre del Instituto dijo que evaluarían qué tipo de investigación es mejor, si la letal o la no letal, teniendo en cuenta otros aspectos. El principal “otro aspecto” es la presión política.

El representante del Ministerio de Pesca en la reunión lo resumió muy bien: “Puede que realicemos la caza científica o puede que no. Los estamos escuchando a ustedes antes de tomar cualquier decisión”.

El gobierno coreano decidirá la suerte de las ballenas el 3 de diciembre, falta menos de un mes. Creo que realmente les interesa la opinión internacional.

Ya hay una campaña mundial para hacerle saber al gobierno coreano que cientos de miles de personas nos oponemos a la caza de ballenas. Podés participar desde la web en español haciendo click aquí.

Publicado por Cecilia Alemano

16 Comentarios

No habrá santuario para ballenas en el Atlántico Sur

Desde ayer se encuentra reunida en Panamá la Comisión Ballenera Internacional (CBI). Varios países de Europa y América -entre ellos Argentina- votaron a favor de la creación de un santuario de ballenas en el Atlántico Sur.

A pesar de estos esfuerzos la iniciativa naufragó por no alcanzar el 75% de los votos necesarios. Japón y países aliados, como Noruega e Islandia, dedicados a la industria ballenera, votaron en contra.

Milko Schvartzman, responsable para América Latina del área de Océanos de Greenpeace, sostuvo que “Japón y algunos países cooptados por Japón con la compra del voto” bloquearon la iniciativa del santuario.

La iniciativa de Argentina, Brasil, Uruguay y Sudáfrica para crear el santuario obtuvo 38 votos a favor, 21 en contra y dos abstenciones.

Se calcula que los tres países que aún mantienen su industria ballenera -Japón, Noruega e Islandia- cazan cerca de 2.000 ballenas al año.
Contra el proyecto, además de Japón, votaron las islas-estado de Antigua y Barbuda y San Cristobal, los africanos Ghana, Tanzania y Togo, y Camboya, China, Corea del Sur, y Rusia, en Asia, entre otros.

"Esto no ha terminado. Va a seguir el año que viene", prometió esperanzado Milko.

La 64° reunión de la CBI, organismo creado en 1946 por la Convención Internacional para la Regulación de la Caza de Ballenas, fue inaugurada este lunes en Panamá y se prolongará hasta el viernes.

Publicado por Cecilia Alemano

2 Comentarios

Junichi y Toru, los activistas japoneses acusados por defender las ballenas, apelarán sentencia en Sendai

A más de ocho meses de haber sido condenados a un año de prisión (en suspenso) por sacar a la luz una granescándalo de corrupción dentro de la industria ballenera de Japón, finalmente se le dará curso a la apelación de Junichi Sato y Toru Suzuki en la corte de Sendai este martes.

Junichi y Toru fueron arrestados en el año 2008, estuvieron detenidos durante 26 días (23 de los cuales estuvieron presos sin cargos en su contra) y luego pasaron un extenso proceso judicial. Todo esto sólo porque interceptaron una caja de carne de ballena y la entregaron a las autoridades como evidencia de la profunda corrupción y malversación de fondos en la industria ballenera.

Las declaraciones de testigos y la evidencia presentada durante el juicio demostraron claramente que los hechos que expusieron arriesgando sus vidas fueron reales y, sin embargo, terminaron siendo condenados por “robo” y “allanamiento ilegal”, faltas menores comparadas con el escándalo que sacaron a la luz.

Sin que pasaran siquiera tres meses desde la sentencia, un representante de la Agencia de Pesca de Japón (FAJ, por sus siglas en inglés), admitió en un comunicado por televisión que el contrabando ilegal de carne de ballena sí había sucedido. Se disculpó por la mala conducta de cinco funcionarios que aceptaron carne de ballena como “regalos” por un total de aproximadamente 3.000 dólares y declaró que otros dos funcionarios clave – incluyendo al segundo del FAJ y negociador de la CBI (Comisión Ballenera Internacional), Jun Yamashita – recibieron advertencias por ser responsables de las acciones de sus empleados.

Yamashita dejó la agencia el 11 de enero, sin embargo, al día de hoy no se realizó ninguna investigación y no se elevaron cargos, a pesar de que los crímenes cometidos por la FAJ sean mucho más graves que los cometieron Junichi y Toru.

Sin embargo, la confesión podría tener consecuencias serias en la apelación de la semana que viene. Demuestra que a pesar de tener “los hechos” en relación al programa ballenero de Japón, no se puede confiar en las versiones oficiales y la confesión es sólo la punta del iceberg. Pero, más importante todavía, subraya el hecho de que las acciones de Junichi y Toru fueron proporcionales a lo que querían develar , que trabajaban para el bien público y que sus acciones llevaron directamente a mejoras en la toma de responsabilidad por parte de funcionarios públicos y, esperemos, a reducir la corrupción.
Mientras esperamos que el fallo retire los cargos y el fin de la larga lucha de Junichi y Toru, la industria ballenera sigue en una espiral descendente.

El barco-fábrica se cae a pedazos, los supermercados más importantes dejaron de vender carne de ballena y este año el operador de flotas balleneras Kyodo Senpaku admitió que sus ventas cayeron un 30% en la primera mitad del año fiscal 2010. Ahora que el trágico terremoto, tsunami y el desastre nuclear del 11 de marzo tuvieron un efecto profundo en la industria pesquera de Japón, en las comunidades y en su economía, queda más claro que nunca que las autoridades no pueden seguir malgastando el dinero de los contribuyentes en la corrupta e innecesaria industria ballenera.


Publicado por Franco Meconi

3 Comentarios

Niños dominicanos realizan campaña junto a Greenpeace para salvar a las ballenas.

Los alumnos de séptimo curso del Colegio Carol Morgan de la ciudad de Santo Domingo lograron que su gobierno se comprometiera a estar presente en la reunión de la Comisión Ballenera Internacional (CBI), el organismo encargado de las decisiones sobre el futuro de las ballenas, a través de una exitosa colecta y campaña de concientización.

Al recibir una consigna escolar que los invitaba a pensar propuestas para proteger el medio ambiente, los niños, inspirados por la labor y acciones de Greenpeace, se sensibilizaron con la frágil situación de las ballenas a nivel global y local.  

Todo comenzó cuando, a través de un artículo periodístico en el que Greenpeace señalaba que el gobierno de República Dominicana adeudaba la cuota que le permitiría la participación activa en la CBI, supieron que su país debía actuar. Inmediatamente, comenzaron una campaña para recaudar fondos y consiguieron una suma que facilitaría ser parte del grupo de países latinoamericanos, que son los estados más conservacionistas de los 90 que integran el organismo.

Al enterarse de la iniciativa, el activista y coordinador de la Campaña de Océanos de Greenpeace en Latinoamérica, Milko Schvartzman, se hizo presente en la escuela Carol Morgan, donde dio charlas a los alumnos y presenció el acto de entrega al representante del Ministerio de Medioambiente dominicano de un cheque por valor de más de 2.000 dólares. Después de recibir la ayuda de los alumnos, el Gobierno se comprometió a cancelar el resto de la deuda.

“El hecho de que los niños hayan realizado una campaña para salvar a las ballenas es un ejemplo movilizador para nosotros los adultos”, manifestó Schvartzman. “En Greenpeace celebramos que el mensaje haya llegado a los funcionarios y esperamos que el anhelo de los niños se haga realidad.

Para Greenpeace, este logro es un gran paso para la protección del medioambiente marino, especialmente para las amenazadas poblaciones de ballenas.
Compartimos con ustedes el conmovedor video de esta historia:



Publicado por Laura Colombo

6 Comentarios

Buena noticia para las ballenas: Gobierno de Colombia se compromete a defender las ballenas

En una reunión mantenida ayer en Bogotá por funcionarios de la Cancillería de Colombia con Greenpeace, los encargados de temas ambientales del Ministerio confirmaron que el instrumento de adhesión a la Comisión Ballenera Internacional (CBI) ya fue entregado, lo que significa que el proceso administrativo para que Colombia sea miembro del organismo encargado del futuro de los cetáceos, ha sido iniciado.

La CBI es el organismo internacional encargado de las decisiones sobre el futuro de las ballenas, esta compuesto por 88 estados, y Latinoamérica es el continente mas conservacionista de todos. En el año 2007, un grupo de organizaciones ambientalistas locales junto a Greenpeace iniciaron la campaña para el ingreso de Colombia a la CBI , desde entonces se aprobó en las Cámaras de Representantes y de Senadores el proyecto de Ley, que luego fue ratificado por la Presidencia, y por la Corte Constitucional. El último paso administrativo para que Colombia defienda a las ballenas debía darlo el Ministerio de Relaciones Exteriores.

“Desde Greenpeace, reconocemos el gran esfuerzo realizado por la sociedad, las organizaciones ambientalistas y el Gobierno colombianos, es un gran paso para la conservación del medioambiente marino, especialmente para las amenazadas poblaciones de ballenas” manifestó Milko Schvartzman, coordinador de océanos de Greenpeace, desde Bogotá.

Al completarse la adhesión formal a la CBI, sólo resta que el Estado colombiano realice el aporte anual de membresía a la CBI, el cual consiste en una pequeña contribución monetaria.

“En la reunión de el día miércoles por la mañana, se nos ha confirmado que Colombia estará en la próxima reunión de la CBI como miembro activo. Las ballenas de Latinoamérica y el mundo agradecidas.” concluyó el representante de Greenpeace.

El pasado martes 15 de marzo, activistas de Greenpeace Colombia, se presentaron frente a la Cancillería, en Bogotá, disfrazados de ballenas, sosteniendo un cartel con la leyenda: “Colombia: Las ballenas nos necesitan!¨.

Greenpeace reconoce y felicita por el esfuerzo realizado al Gobierno colombiano, que fortalecerá el Bloque conservacionista latinoamericano.



Publicado por Laura Colombo

6 Comentarios

La flota ballenera está debilitada

Debido al bajo interés del público japonés en la carne de ballena y el alto costo de los subsidios del Gobierno de ese país, la temporada de caza de ballenas se ha reducido, y los barcos desmantelados no se reemplazarán.

Activistas de Greenpeace protestaron hoy contra la caza de ballenas. La acción se realizó en el momento en el que los barcos partían del puerto de Innoshima, en donde la administración portuaria logró evitar que los activistas se acercaran al barco factoría Nisshin Maru.

“Este retroceso en la flota ballenera significa que menos ballenas serán cazadas, claramente demuestra que no existe ningún sustento para este crimen ambiental”, manifestó Milko Schvartzman, especialista de Greenpeace Océanos en Latinoamérica.

Japón ha estado cazando ballenas durante décadas, alegando fines científicos, con apoyo del estado y gracias a subsidios de fondos públicos. Dos activistas de Greenpeace, japoneses, fueron declarados culpables recientemente en un juicio tras demostrar la corrupción del Gobierno detrás de la caza de ballenas.

Hasta agosto ultimo, existían 5.700 toneladas de carne de ballena almacenadas en Japón, esto es mucho mas de lo que ese país captura en un año. Y hace mas de 20 años que la flota ballenera de ese país no retrasa hasta diciembre su partida.

El barco de reaprovisionamiento, Hiyo Maru, que proveía combustible, y almacenamiento para la carne de ballenas capturadas, fue sacado de servicio en septiembre de este año [1]. Uno de los tres arponeros, el Yushin Maru 3, solo será utilizado para la búsqueda de ballenas, mientras que dos de los barcos que en el pasado se utilizaban para la búsqueda, han sido vendidos o sacados de servicio.

Una encuesta revela que más del 70% de la población japonesa no apoya la caza de ballenas en altamar [2], y la demanda por este tipo de carne ha bajado considerablemente. Esto indica que tanto la demanda por carne de ballena, como el apoyo general de la población hacia esta actividad están bajando considerablemente.

“Estamos viendo el colapso de la ya agonizante industria ballenera, la cual no cuenta con suficiente financiamiento ni apoyo público, veremos a la flota retornar a puerto antes que en el pasado” manifestó Wakao Hanaoka, especialista en Océanos de Greenpeace Japón.

Greenpeace se opone a todo tipo de caza comercial de ballenas, y trabaja día a día para acabar con esta industria, también en Japón, mediante campañas de concientización pública, como el caso de la investigación que demostró la corrupción del programa de cacería de ballenas del Gobierno, lo que resultó en la persecución de dos activistas, que fueron declarados culpables por la corte nipona en 2010; Greenpeace apeló esta medida, y seguirá luchando para reafirmar los derechos civiles.

[1] Según el Registro Lloyd´s Seaweb, el Hiyo Maru se encuentra en status de “broken up” desde el 2 de septiembre pasado.

[2] Según los documentos (SC/62/O17) y (SC/62/O3), provistos al Comité Científico de la Comisión Ballenera Internacional.

[3] Encuesta encargada por Greenpeace Japón en 2008, realizada por Nippon Research Center: http://www.greenpeace.org/international/japanpoll


Publicado por Franco Meconi

1 Comentario

Diseño y Desarrollo: Citricox
Gestionado con WordPress

Ingresá tu email para recibir las novedades del blog: