Conocé las 5 razones por las que 2014 fue un año increíble para la protección del Ártico

Fue un año histórico para nuestra campaña en defensa del Ártico. A pesar de haber nacido en 2012, nuestro movimiento ya superó los 6 millones de personas y se vuelve más fuerte cada día. A continuación te contamos las 5 razones por las que el 2014 fue un año increíble para la protección del Ártico:


1. Llevamos nuestro pedido para la creación de un Santuario Ártico a las Naciones Unidas



El Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, sintió la fuerza de nuestro movimiento cuando le presentamos 6.5 millones de firmas para salvar el Ártico durante una reunión de la ONU en septiembre.


2. Rompimos la alianza entre LEGO y Shell



Logramos romper una alianza de 50 años entre LEGO y Shell con la ayuda del video online más exitoso en la historia de Greenpeace y el apoyo de más de un millón de personas de todo el mundo.


3. Políticos y celebridades respaldaron nuestra idea de un santuario



El Parlamento Europeo respaldó nuestra visión acerca de crear un Santuario Ártico, mientras que miles de figuras públicas firmaron la Declaración del Ártico. El Presidente Tong del estado isleño de Kiribati y la actriz ganadora de un Oscar Emma Thompson nos acompañaron hasta el Ártico, para ser testigos de la belleza de esta región y comprender las amenazas que enfrenta.


4. Ocupamos una plataforma petrolera por más de 90 horas para proteger una reserva natural



Protagonizamos una acción que duró 90 horas en una plataforma de Statoil con el fin de proteger la Isla de los Osos, una reserva natural en el Ártico de Noruega, amenazada por las perforaciones petroleras.


5. Luchamos contra las pruebas sísmicas en el Ártico canadiense



Nos unimos a la pequeña comunidad Inuit de Clyde River, en el Ártico canadiense, para luchar contra las peligrosas pruebas sísmicas que se realizan en sus aguas.


Estos logros son asombrosos, pero todavía hay mucho trabajo por hacer: en 2015 Shell está planeando volver a realizar perforaciones en busca de petróleo en el Ártico. La mejor oportunidad para detener esta locura es ahora, antes de que comience. Esperamos poder contar con tu apoyo en los próximos meses y te deseamos lo mejor para el próximo año.

Juntos, podemos salvar el Ártico. Hacé click aquí para unirte a nuestra campaña.


Publicado por Diego Solari

0 Comentarios

Absuelven a los activistas acusados por realizar una protesta pacífica contra la energía nuclear

El Juzgado en lo Penal número 11 de Valencia, España, hizo pública la sentencia en la que absuelve de los delitos de desórdenes públicos y lesiones a los 16 activistas y un fotoperiodista independiente que participaron en 2011 de una protesta pacífica en la central nuclear de Cofrentes.



El único delito que aplica la sentencia para los 16 activistas es el de daños a la central nuclear, por la rotura de la valla y otros daños menores, que los condena a pagar 2.232 euros más una pena de multa de seis meses con una cuota diaria de seis euros. En el caso del fotoperiodista independiente Pedro Armestre, la absolución de los cargos es total. Celebramos esta decisión, que demuestra respeto por el derecho a la información independiente y por los profesionales de la información, quienes son testigos importantes de los acontecimientos cotidianos.


“La sentencia ha dejado claro que han sido en vano los intentos de criminalizar la protesta pacífica y el activismo ecologista. Demuestra que la protesta en la central nuclear de Cofrentes fue siempre pacífica y que jamás se dañó a nadie”, declaró Mario Rodríguez, director de Greenpeace España. “No van a poder callarnos ni con amenazas de multas millonarias, ni con amenazas de cárcel. Tenemos a nuestra espalda más de 40 años de activismo pacífico por el medio ambiente y continuaremos con nuestra labor”.


La sentencia no es firme y se abre un plazo de diez días en el que cualquiera de la partes podrá interponer recursos de apelación ante la Audiencia Provincial.


“Iberdrola, empresa propietaria de la central nuclear de Cofrentes, reclamaba una indemnización millonaria, pero la sentencia deja en claro que los acusados sólo pretendían protestar contra la energía nuclear y dar repercusión pública y social al riesgo que supone la ampliación de su vida útil“, comentó José Manuel Marraco, abogado de Greenpeace España.


Agradecemos las miles de muestras de respaldo que llegaron desde todos los puntos del planeta a través de redes sociales para apoyar a los 17 de Cofrentes, así como a las casi 200 organizaciones y personalidades que se sumaron para respaldarlos públicamente.


Publicado por Diego Solari

0 Comentarios

Voluntarios de Greenpeace en Córdoba apoyan a los activistas acusados por protestar contra la energía nuclear.

En el año 2011, activistas de Greenpeace España y un fotoperiodista realizaron una manifestación pacífica en la central nuclear de Cofrentes, en España, reclamando que no se extendiera la vida útil a dicha central. Como consecuencia de ello, se enfrentan en este momento a un juicio en el podrían recibir una condena de dos años y ocho meses de cárcel por defender el medio ambiente. Desde Argentina, Noelia Romero, del Grupo de Voluntarios de Córdoba te cuenta por qué es importante sumar tu apoyo a los #Cofrentes17.

“Hace unos días nos enteramos de la posible condena que podrían recibir estas 17 personas que pusieron el cuerpo para pedirle al Gobierno de España que no le extendiera la licencia para seguir funcionando, más allá de su vida útil, a la central nuclear de Cofrentes; otra de las tantas centrales nucleares obsoletas que se encuentran alrededor del mundo.
La industria nuclear se autoproclama como limpia y segura. Sin embargo sabemos que esto no es cierto. Luego de décadas de energía nuclear, no existe una solución para los residuos radiactivos.

Uno de ellos es el combustible nuclear gastado, un desecho de alta radiactividad, que debe ser almacenado de forma segura por cientos de miles de años antes de ser considerado seguro. Asimismo, a lo largo de los años, quedó demostrado que la energía nuclear no es segura ya que se han producido diversos accidentes alrededor del mundo y algunos con consecuencias devastadoras como el de Chernobyl y Fukushima.

La industria nuclear y los sistemas regulatorios deberían proteger al público de los accidentes, sin embargo, millones de personas que viven en cercanías a reactores nucleares están en riesgo. En todo el mundo Greenpeace demanda el abandono de la energía nuclear y la transición hacia energías renovables y el hecho de que nuestro grupo esté llevando una campaña sobre energía nuclear nos movilizó y acercó más a la situación que están viviendo los 16 activistas y el fotoperiodista. Si bien estamos a miles de kilómetros, nos une la convicción y la esperanza de que algún día podamos vivir en un mundo donde la energía que consumimos provenga de fuentes limpias y renovables.

Sin embargo, en estos últimos años hemos sido testigos de los distintos mecanismos que utilizan las empresas y gobiernos para silenciar nuestros reclamos. Desde violencia hacia los activistas, multas elevadas hasta duras penas de cárcel. Es injusto que a aquellos que luchan por conservar el medio ambiente, quizás tengan que pasar 3 años tras las rejas. Quieren silenciar la protesta pacífica llevando a juicio a 17 personas que, como vos y yo, quieren nada más ni nada menos que un planeta sano.

Desde el Grupo de Voluntarios de Córdoba, nos solidarizamos con los #Cofrentes17, porque no queremos más criminalización del activismo ambiental pero sobre todo, y como lo proclama el artículo 45 de la Constitución de España,defender el medio ambiente es un DEBER y protestar, nuestro DERECHO”
Si querés solidarizarte con los activistas españoles aquí te dejamos 5 simples pasos para sumar tu apoyo.

Para conocer sobre la campaña “Córdoba No Nuclear” que lleva el Grupo de Voluntarios de Greenpeace en Córdoba ingresá a www.cordobanonuclear.org

Publicado por Laura Colombo

1 Comentario

El Director de Greenpeace Internacional, Kumi Naidoo, en Filipinas: “La naturaleza no negocia”

El Director Ejecutivo de Greenpeace Internacional, Kumi Naidoo, está en Filipinas dando apoyo a la población que recientemente sufrió el golpe del tifón Hagupit. Esta situación requirió una de las evacuaciones más grandes en tiempos de paz para prevenir la pérdida masiva de vidas. La misma zona había sufrido, un año atrás, el paso el tifón Haiyan.

“Una de las evacuaciones más grandes en tiempos de paz”. Esta frase llama la atención: ¿Estamos en tiempos de paz o estamos en guerra con la naturaleza? Estaba llegando a Lima cuando recibí una llamada para que me dirija a Filipinas para apoyar a nuestra oficina y su trabajo en relación al tifón de Hagupit (que significa “latigazo”). Mientras tanto, en Lima está ocurriendo la Cumbre del Clima en donde se intenta negociar un acuerdo global para prevenir el catastrófico cambio climático. Una especie de tregua con la naturaleza. Pero estas negociaciones llevan mucho tiempo, con urgencia insuficiente, demasiado tiempo detrás de escena e interferencias del lobby de los combustibles fósiles.

Este año, como el año pasado y el anterior, estas negociaciones se llevan a cabo en un escenario devastador llamado “fenómeno meteorológico extremo” algo que, si no resolvemos de manera urgente, los científicos del clima nos vienen advirtiendo. Trágicamente, no estamos resolviendo. La naturaleza no negocia, responde ante nuestra intransigencia.

Para los habitantes de Filipinas, y de otras partes del mundo, el cambio climático ya es una catástrofe. Un año atrás, el tifón Haiyan mató miles de personas, destruyó comunidades y causó millones de dólares en daños. Muchos sobrevivientes que aún siguen desplazados de sus hogares tuvieron que evacuar esta semana las tiendas en las que están viviendo a causa del tifón Hagupit.

Aquí en Manila, nos preparamos para viajar a las áreas impactadas en la estela del tifón Hagupit, o Ruby, como fue llamado. Vamos a ofrecer toda la asistencia que podamos. Nos solidarizamos con las personas de Filipinas y llamamos a los responsables del cambio climático, a aquellos que son responsables de la destrucción y que deberían estar pagando por la adaptación a un mundo que se está convirtiendo en un arma de destrucción masiva.

Con el corazón fuerte nos preparamos para dar testimonio. Les pedimos a quienes están en Lima que desvíen la atención desde el proceso de negociación hacia lo que está sucediendo en el mundo real. Les pedimos que entiendan que el cambio climático no es una amenaza futura que debe ser negociada, sino un peligro real y presente ¡que requiere acción urgente ahora!

Cada año, las personas de Filipinas aprenden de la peor manera lo que significa la falta de acción. Ellos podrían estar mejor preparados y ser más resilientes pero también están cada vez más horrorizados. Las reuniones sobre el clima parecen estar en un vacío que no está preparado para resolver con acciones significativas, no tiene capacidad de responder a la urgencia de nuestro tiempo y no hace responsables a los grandes contaminadores que están causando el cambio del clima con un ritmo feroz.

Antes partir a Manila, recibí un mensaje de Yeb Saño, el comisionado climático de Filipinas: “Ojalá puedas unirte y dar testimonio del impacto de este nuevo tifón. Tu ayuda será de gran valor para llevar un mensaje fuerte y claro a Lima”. Yeb fue el principal negociador, por tres años, en las reuniones de cambio climático de las Naciones Unidas. Recientemente visitó el Ártico en un barco de Greenpeace para dar testimonio sobre la reducción del hielo marino.

Dos años atrás en Doha, cuando el tifón Pablo se llevó la vida de miles de personas, rompió su lenguaje diplomático, reservado y desapasionado que habitualmente mantiene en las negociaciones de las Naciones Unidas y dijo: “Por favor…hagan que el 2021 sea recordado como el año en el que el mundo encontró el coraje para…asumir la responsabilidad del futuro que queremos. Les pregunto a todos, ¿si no somos nosotros, quién? ¿Si no es ahora, cuándo? ¿Si no es aquí, dónde?".

Me voy a encontrar con Yeb y Greenpeace Filipinas para visitar las peores áreas, documentar los daños y enviar un claro mensaje acerca del cambio climático a Lima y al resto del mundo. Vamos a pedirles a los culpables de la explotación de los combustibles fósiles que revisen sus conciencias y acepten su responsabilidad histórica. Dicen que la verdad es la primera causante de la guerra. En esta guerra contra la naturaleza, la verdad del clima es incuestionable”.

Publicado por Laura Colombo

0 Comentarios

Otro duro golpe para Shell: Declaran culpable a su equipo de perforación del Ártico

La imagen de Shell está de nuevo en problemas luego de que uno de sus subcontratistas, la empresa Noble Drilling que realizó perforaciones en el Ártico, fuera declarado culpable de ocho cargos por delitos graves vinculados a violaciones ambientales y de seguridad a bordo de los buques Noble Discoverer y Kulluk. A continuación, Ben Ayliffe, Coordinador de la campaña para salvar el Ártico, comparte sus sensaciones ante este nuevo traspié del gigante petrolero:



No se puede confiar en Shell y sus aliados a la hora de realizar perforaciones en el Ártico. La reputación de la petrolera acaba de sufrir otro golpe: Noble Drilling, un subcontratista de Shell, fue declarado culpable de ocho cargos por delitos graves vinculados a violaciones ambientales y de seguridad a bordo de los buques Noble Discoverer y Kulluk (que operaba en nombre de Shell), que ocurrieron en la zona ártica de Alaska en 2012. Noble deberá pagar una multa de 12 millones 200 mil dólares, contará con libertad condicional por cuatro años y deberá actualizar todos sus planes para cumplir con los requisitos de seguridad y protección del medio ambiente.


Estas son malas noticias para Shell, que está planeando realizar nuevas perforaciones en el Ártico el próximo verano. Todo lo que podía salir mal en 2012, salió mal. Esta es una evidencia más de que Shell no está a la altura de operar en el las extremas condiciones climáticas de la región ártica.


La corte de Alaska habló de “ofensas serias” y enumeró una gran cantidad de riesgos, engaños y problemas de funcionamiento, desde que el Noble Discoverer partió desde Nueva Zelanda hasta que terminó la temporada de perforaciones. Hubo fallas en motores y equipos, y condiciones de trabajo inseguras. Muchos de estos incidentes no fueron reportados a la guardia costera de Estados Unidos. Además Noble tomó medidas para ocultar el uso de sistemas ilegales y entradas falsas, para evitar inconvenientes con las autoridades.


La corporación Noble admitió también haber realizado descargas de agua de sentina del Noble Discoverer de manera negligente. El agua contaminada y residual se acumuló en la sala de maquinas y fue arrojada por la borda usando un sistema de depósito y una bomba improvisada. La empresa no pudo procesar el agua de sentina con el equipo de prevención de contaminación requerido. Esto causó un brillo de grasa en la bahía de Broad, Unalaska, en julio de 2012.


El hecho de que Noble haya aceptado una condena tan dura en lugar de ir a los tribunales indica la gravedad de los delitos que cometió. A modo de comparación, BP sólo enfrenta cargos de delitos menores por los grandes derrames ocurridos en la ladera norte de Alaska. La compañía, y en consecuencia su socio Shell, sólo quiere que esta historia termine lo antes posible, antes de que comience a perforar en el Mar de Chukchi el año próximo.


La desfachatez de los miembros de la compañía es realmente notable. El equipo de prensa de Noble Drilling habla de “una temporada exitosa de extracción en Alaska en 2012”. Si una temporada exitosa de perforación termina con ocho cargos por delitos graves al medio ambiente, Dios sabe cómo sería una temporada de fracaso.


En Greenpeace estamos trabajando para asegurarnos de que todos conozcan esta noticia. Compartila ahora en tu cuenta de Twitter y ayudanos a lograr que Shell deje de perforar el Ártico en busca de petróleo para siempre:

URGENTE: La empresa perforadora de Shell en el Ártico se declaró culpable de serios crímenes. #SalvaElArtico


Participá ahora y ayudanos a defender el Ártico. Entrá en salvaelartico.org


Publicado por Diego Solari

0 Comentarios

Infobae: Greenpeace en la Cumbre del Clima de Perú “El clima global está sobre la mesa”

Mauro Fernández, coordinador de la campaña de Clima y Energía de Greenpeace Andino, se encuentra en Perú, participando de la cumbre del Clima de Naciones Unidas, la COP20. Esta reunión es de suma importancia, ya que debe servir como plataforma para sentar las bases de lo que será el nuevo Acuerdo Climático de París, que deberá alcanzarse en diciembre de 2015 para evitar los impactos más graves del calentamiento global. En la siguiente nota de opinión escrita para el diario Infobae, Mauro explica los motivos por los cuales resulta fundamental el compromiso conjunto de todos los países para lograr mitigar los efectos devastadores del cambio climático:



Estamos atravesando una crisis climática que se manifiesta en la actualidad en forma dramática e ineludible para millones de personas. Vemos cómo el aumento progresivo de las lluvias genera inundaciones, asistimos a eventos climáticos cada vez más extremos y frecuentes, nuestros glaciares se derriten amenazando la disponibilidad de agua potable y las sequías afectan a los sectores productivos y, por tanto, el desarrollo económico de los países. Dentro de este panorama existe una nota positiva: esta crisis climática aún tiene solución. ¿La condición? Debemos actuar ya.


Del 1 al 12 de diciembre en Lima, Perú, líderes de 194 países se reúnen en la cumbre del clima de Naciones Unidas (COP20) para negociar la estructura del nuevo acuerdo global que deberá firmarse en la reunión del año próximo, en París, y que tendrá como objetivo evitar los peores impactos del cambio climático. Como guía, los negociadores llevan bajo el brazo el último informe publicado recientemente por la máxima autoridad científica sobre cambio climático, el IPCC, que demuestra que podemos evitar un calentamiento global catastrófico si llevamos a cero la quema de combustibles fósiles alrededor de mitad de siglo. Aún así, algunos países continúan defendiendo la posición de quemar carbón, petróleo o gas, mientras que otros, los pequeños Estados isleños como Nauru, Tuvalu o las Islas Marshall en el pacífico, piden acción climática urgente para no desaparecer bajo el nivel del mar que se eleva aceleradamente.


La COP20 en Lima comenzó con cierto optimismo, luego de algunos movimientos políticos relevantes. Entre ellos se destaca el acuerdo conjunto entre Estados Unidos y China que demuestra que todos debemos actuar en conjunto. Aunque insuficiente, también fue un paso adelante el aporte de US$ 9.700 millones realizado por algunos países para el fondo que busca facilitar la transición de países en vías de desarrollo hacia economías basadas en energías renovables. Incluso vimos señales de los mercados, como el anuncio del gigante energético alemán E.ON de abandonar sus negocios en el carbón, el gas y la energía atómica, para focalizarse en el desarrollo de renovables y la eficiencia energética.


El texto que salga de Lima deberá presentar avances contundentes hacia el abandono de los fósiles. Greenpeace exige que toda la energía mundial provenga del viento, del sol u otras renovables y que el plazo para la concreción de este escenario no ocurra más allá de 2050. ¿Es posible alcanzar esa meta dentro de 35 años? El IPCC demuestra que sí y varios países ya han planteado algo similar en sus posiciones. Pero debemos ser muy ambiciosos y no dejar ningún cabo suelto en este camino. Por eso exigimos que los cambios hacia 2050 se vean reflejados en compromisos quinquenales (cada cinco años), y que se aumente la ambición climática previa a 2020, que es cuando entraría en vigencia el acuerdo de París que se negocia en Lima. Esperamos que Latinoamérica, como anfitrión de esta cumbre, deje una huella indeleble y positiva en las negociaciones para salvar el clima.


Si queremos evitar las cada vez más dramáticas inundaciones que vive la población de Buenos Aires, las intensas sequías que afectan a la zona pampeana y el norte del país, o la disponibilidad de agua potable en la región cordillerana, tenemos que abandonar definitivamente el carbón y el petróleo. Inaugurar plantas de carbón y manifestarse en solidaridad con víctimas de impactos climáticos, es una contradicción que no podemos tolerar.


Enterate sobre todas las novedades de la COP20 en greenpeaceenlacop.org


Publicado por Diego Solari

3 Comentarios

Día Internacional del Voluntario: “Son el corazón de Greenpeace”

Hoy, 5 de diciembre, en el Día Internacional del Voluntario, queremos agasajar a todos los que ponen su corazón, esfuerzo, tiempo y ganas para ser el motor que nos permite seguir luchando en defensa de nuestro planeta. Sin la pasión que ponen día a día, las actividades que llevamos a cabo para proteger el medioambiente serían imposibles.



Greenpeace nació en 1971, a partir de un grupo de personas que, preocupadas por las pruebas nucleares que Estados Unidos planeaba desarrollar en Alaska, decidió hacer algo más. Esos activistas voluntarios creían que un grupo de individuos podían hacer la diferencia.


Cada día, 15 mil voluntarios en Greenpeace a nivel mundial trabajan en nuestras campañas y representan a la organización en el ámbito regional. En Argentina, contamos con voluntarios presenciales en las principales ciudades del país – Bahía Blanca, Buenos Aires, Córdoba, Mar del Plata, Mendoza, Paraná, Rosario y Salta-, que junto a cientos de personas más ocupan un lugar fundamental en la organización.

Noelia González es la Coordinadora de Voluntarios y nos deja estas palabras para felicitarlos en su día:

No quería dejar pasar este día, 5 de diciembre, Día Internacional de todos los Voluntarios, sin darles las gracias por formar parte del gran “Corazón de Greenpeace”.

Hace algo más de dos años que en todas las oficinas de la organización formábamos un movimiento mundial por la defensa del Ártico. En muchos lugares de Argentina y del planeta se unieron cientos de personas para crear una figura de corazón y decir bien alto “Yo amo al Ártico”. En ese momento me di cuenta de que, entre todos, formábamos ese gran corazón, latiendo al unísono, para que este planeta se mantenga a salvo.

Sin cada uno de ustedes, poniendo día a día su pasión en todas las actividades que llevamos a cabo en Greenpeace no sería posible.Cada granito de arena que aportamos cuenta, y mucho, para defender lo que creemos justo.

Si todos latimos a la vez, podremos conseguir eso por lo que tanto luchamos… ¡salvar el planeta!

De corazón, ¡muchas gracias por todo lo que hacen con Greenpeace!

Conocé a nuestros voluntarios. Te cuentan por qué decidieron serlo en este video:


En esta fecha especial, queremos agradecerle a todos los voluntarios por el compromiso y dedicación que demuestran cotidianamente, y por hacer posible que nuestra organización siga ganando campañas. ¡Muchas gracias a todos por su fuerza y energía!


¿Te gustaría ser voluntario de Greenpeace? Enterate cómo haciendo click aquí.


Si estás en Buenos Aires, acercate a la “Movida Voluntaria” para celebrar el Día del Voluntario mañana, sábado 6 de diciembre, desde las 16:30hs en el anfiteatro “Eva Perón” del Parque Centenario, en Capital Federal. Para conocer más sobre el evento hacé click aquí


Si estás en Bahía Blanca, Salta, Paraná, Rosario, Mar del Plata, Mendoza y Córdoba acordate que este lunes 8 nos juntamos a formar el árbol humano por los bosques. Para más info hacé click aquí.


Publicado por Diego Solari

1 Comentario

Te contamos todo sobre la Cumbre del Clima en Perú

Entre el 1 y el 12 de diciembre de 2014, en la ciudad de Lima, Perú, se lleva a cabo la COP20 —vigésima conferencia de las partes firmantes de la Convención de Cambio Climático de Naciones Unidas—. Esta reunión significa un paso fundamental para sentar las bases de lo que será el nuevo Acuerdo Climático de París, que deberá alcanzarse en diciembre de 2015 para evitar los peores impactos del calentamiento global. Mauro Fernández, coordinador de la campaña de Clima y Energía de Greenpeace Andino, te cuenta todo lo que tenés que saber sobre este importante evento en este video:


Enterate sobre todas las novedades de la COP20 en greenpeaceenlacop.org


Publicado por Diego Solari

1 Comentario

Greenpeace, en la Cumbre del Clima en Perú, apoya a los activistas acusados que luchan por las energías renovables

Mañana, 16 activistas y un periodista-fotógrafo independiente (conocidos como los Cofrentes17) enfrentan un juicio que podría obligarlos a cumplir una condena de 2 años y 8 meses en la cárcel por realizar una acción en la central nuclear de Cofrentes, Valencia, (España) en febrero de 2011. Mauro Fernández, coordinador de la campaña de Clima y Energía de Greenpeace Andino, se encuentra en Lima, como parte de la delegación de Greenpeace Internacional, siguiendo las posiciones de los países latinoamericanos en la Cumbre del Clima y luchando por la misma causa defendida por los Cofrentes17: un mundo con 100% de energías renovables. Conocé la opinión de Mauro sobre la difícil situación de los ambientalistas acusados y su visión sobre el uso de fuentes de energía sostenibles:


“Hay momentos para hablar y momentos para actuar. Hace casi cuatro años, dieciséis activistas de Greenpeace consideraron que el enorme riesgo de la planta atómica de Cofrentes, en Valencia, España, requería una acción concreta: demostrar sus fallas de seguridad. Así fue que el 15 de febrero de 2011, los activistas ingresaron a la planta y pintaron “Peligro Nuclear” en la torre de refrigeración. Mañana, los dieciséis y el periodista independiente que cubría la acción, se someterán a un juicio que puede condenarlos a casi tres años de prisión. Además, la organización ecologista podría tener que afrontar un pago de 357.371 euros en concepto de multas e indemnizaciones como presunto responsable civil subsidiario.

Insisto. Hay momentos para hablar y otros para actuar. Ayer por la tarde, desde la delegación de Greenpeace Internacional en la COP20 de Lima, Perú, decidimos dar un paso adelante, ya que estamos convencidos de que una cumbre climática es un lugar de acción. Por eso llamamos la atención de la prensa y los negociadores, al sostener un mensaje en apoyo a nuestros compañeros que atraviesan el juicio más difícil en la historia de Greenpeace en España. La Constitución Española está de nuestro lado: su artículo 45 deja claro que “proteger el medio ambiente es un deber. Protestar, un derecho”.


Con esto, esperamos que las delegaciones presentes en Lima tomen nota de este ejemplo para garantizar el pleno ejercicio del derecho a la protesta en todo el mundo. En pleno siglo XXI, no puede haber un solo país, ni España, ni Perú, ni ningún otro, que no respete el derecho a la protesta como un método de transformación social. Así han comenzado la gran parte de los hitos revolucionarios en la historia de la humanidad, desde la abolición de la esclavitud, hasta las más recientes revueltas por una democracia más plena y participativa.


En la COP20, los líderes mundiales deben buscar cómo evitar los peores impactos del cambio climático sin someternos a todos a los riesgos inherentes a la energía nuclear. Los #Cofrentes17 —modo en que se los conoce en las redes sociales- tras miles de muestras de apoyo recibidas actuaron para llamar la atención sobre los riesgos e impactos de la energía atómica, que es cara, peligrosa y altamente centralizada por lo que no constituye una solución ni al cambio climático ni al objetivo global de generalizar el acceso energético.


Creemos que la justicia valenciana hará valer la Constitución Española y, esperamos que los activistas queden libres de sus cargos de forma inmediata. Esperamos que este juicio sirva para reforzar la garantía al derecho a la protesta pacífica, y para, nuevamente, concienciar a la sociedad civil acerca del riesgo de la energía nuclear.


España debe iniciar una gradual transición que abandone completamente la energía nuclear y los combustibles fósiles como el carbón, el gas y el petróleo – causantes del cambio climático y de desatres como el que estamos viendo estos días en las costas de Tarragona-. Por el medio ambiente, pero también por la economía debemos abordar una transición justa hacia un sistema 100% renovable de energía para todos en 2050.


Este es el objetivo que debe marcarse España, pero también el que Greenpeace le está pidiendo a los países que acuerden, a nivel internacional, en esta cumbre climática de Lima.


Esperamos que el legado de los #Cofrentes17 sea enaltecido, que dejemos atrás una era de adicción fósil y nuclear, y comencemos una nueva ruta hacia un mundo más justo y sostenible, con mayor libertad de expresión, y democracia, también desde el punto de vista energético: un mundo que aproveche las fuentes energéticas sostenibles y capaces de hacernos a cada uno productores de nuestra propia energía: las renovables. Este sueño de un futuro verde y en paz es el que llena de fuerza a los activistas ambientales como los #Cofrentes17 que ponen su coraje al servicio del futuro de la humanidad.”


Publicado por Diego Solari

1 Comentario

Activistas de Greenpeace enfrentan el juicio más duro en la historia de la organización en España ¡Apoyalos!


Helena, Sonia, Amanda Luna, Nacho, Virginia, Hernán, Natxo, Marcelí, Sonia, Vicenç, Maite, Araceli, Nelia, Rakel, Auba y Fausto y Pedro, periodista independiente

En todo el mundo miles de personas que defienden el derecho a la protesta pacífica apoyan a 17 personas que se enfrentan  este jueves al juicio más difícil en los 30 años de historia de Greenpeace España. 16 activistas y un periodista-fotógrafo independiente podrían cumplir una condena de 2 años y 8 meses en la cárcel por realizar una acción en la central nuclear de Cofrentes, Valencia, España en febrero de 2011.


“Defender el medio ambiente es nuestro deber, hacer campañas es nuestro derecho”

El 15 de  febrero de 2011 Greenpeace se manifestó frente a la central nuclear de Cofrentes (Valencia).  Los activistas entraron en el recinto de la central y pintaron la frase “PELIGRO NUCLEAR” sobre una torre de refrigeración de la planta en una acción pacífica que pedía al Gobierno central no renovar la licencia de explotación, que estaba a punto de caducar. Además, un fotoperiodista independiente cubrió la protesta en el ejercicio de su profesión.

Después de esa protesta la Fiscalía, Iberdrola y los guardias del recinto acusaron a los 17 ciudadanos de desórdenes públicos, daños y lesiones. Tanto los 16 activistas como el periodista se enfrentan a dos años y ocho meses de cárcel.  Además Greenpeace podría tener que afrontar un pago de 357.371 euros en concepto de multas e indemnizaciones como presunto responsable civil subsidiario. El juicio oral se celebrará los próximos días 4, 5, 9, 10 y 11 de diciembre.

Cada año y en todo el mundo somos testigos de cómo se criminaliza el activismo ambiental,  con penas de cárcel duras, multas pesadas o mediante la violencia contra activistas. Pero no se puede silenciar la protesta. El artículo 45.1 de la Constitución española establece que “todos tienen el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona, así como el deber de conservarlo”. Greenpeace considera que la energía nuclear es una fuente de energía obsoleta, peligrosa y costosa. Pedimos un modelo energético 100% renovable y sostenible y defendemos nuestro derecho a manifestarnos.

Por eso, se está usando el hashtag #Misión45 y #Cofrentes17 en las redes sociales en estos días previos al juicio y se va a seguir usando mientras se realice para mostrar apoyo a estas personas. También habrá información actualizada en: www.greenpeace.es/mision45 .

¿Qué podés hacer vos? Seguí estos 5 simples pasos:


1. Agarrá un marcador.



2. Pintate el número 17 en la mano.



3. Sacate una foto, puede ser una selfie o una foto grupal.

Ana Paula, una de las activistas encarceladas en Rusia durante una protesta contra la extracción de petróleo en el Ártico, apoyando a los #Cofrentes17.


4. Posteá la foto en redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram) con el hashtag #Cofrentes17 #Misión45


5. Invitá a tus amigos a apoyar esta campaña


¿Viste que fácil?


TE DAMOS LAS GRACIAS de parte de los #Cofrentes17: Helena, Sonia, Amanda Luna, Nacho, Rakel, Virginia, Hernán, Nacho, Marcelí, Sonia, Vicenç, Maite, Araceli, Nelia, Auba, Fausto y Pedro. Ellos ya recibieron muchas fotos de apoyo:


Desde la oficina de Greenpeace en México.



Desde la oficina de Greenpeace Japón.




Desde el barco Arctic Sunrise.



Desde el barco Esperanza.

 

Ellos y ellas, son personas normales, como vos y yo. No son héroes ni heroínas, se levantan a la mañana, desayunan, se van al trabajo, tienen familias. Tienen vidas completamente normales y un día decidieron decir NO a la energía nuclear.

¡Por defender el medio ambiente les piden casi 3 años de cárcel! Sus mundo pueden cambiar completamente…y es que defender el medio ambiente tiene un precio muy alto.

Compartí este post con tu amigos, subí tu foto mostrando apoyo a las redes sociales, contale a todos que 17 personas se enfrentan a años de cárcel por defender el medio ambiente.



Publicado por Laura Colombo

0 Comentarios

Diseño y Desarrollo: Citricox
Gestionado con WordPress

Ingresá tu email para recibir las novedades del blog: